El delantero del PSG ha destacado más en los dos últimos años por sus lesiones y escándalos, pero la verdeamarela siempre ha sido un escaparate.