El “10” argentino apareció en una postal con un detalle en particular que encendió las alarmas a más de uno.