Los futbolistas y uno que otro colado no pierden el tiempo cuando de levantar el ánimo se trata, y más con sus selecciones.