Horarios

El presidente de la FIFA dice que los partidos se tendrían que jugar en países limítrofes, pero sería algo complicado por la situación política.