El gran gesto del egipcio es uno de los momentos más emotivos de la pretemporada que vale la pena ver una y otra vez.