Un jugador del Oxford City abandonó sin permiso a su club, buscando encontrar el amor de su vida a miles de kilómetros de distancia.