El delantero inglés dejará la MLS a finales de este 2019, sin embargo, su nuevo equipo lo metió en un problema.