Se armó un equipo de ensueño de CONMEBOL de la última década, donde Argentina y Brasil dominaron y hubo varias ausencias.