Durante la reunión del Consejo de la FIFA, Gianni Infantino hizo el anuncio con el balón oficial y que por poco le juega una mala pasada.