El delantero portugués no solo sigue marcando goles en Italia, sino que salda otra cuenta pendiente.