El atacante es toda una inminencia en su país y su vuelta a los entrenamientos con la selección de Portugal fue todo un acontecimiento.