Quisieron irritarlo con pitos y recordándole a su gran rival, pero eso solo consiguió sacar la bestia que lleva por dentro.