Horarios

Martín Onti: Medir consecuencias

A lo largo de las últimas semanas hemos visto, escuchado y leído innumerables críticas hacia técnicos y jugadores de fútbol en LaLiga. Que si Simeone, Koeman o Zidane, por nombrar a los entrenadores más populares, hacen su trabajo responsablemente, o que si Saúl Ñíguez, Clement Lenglet o Isco no rinden como para justificar sus salarios por pegarle a una pelota cada 72 horas frente a cámaras de televisión.
 
Hemos entrado en una etapa en que se hace de cierta urgencia medir las consecuencias de lo que se expone. Todos estamos en la misión de colaborar para que este despropósito tenga un punto de comprensión. Sin hacer hincapié en el objetivo sano, caeremos con facilidad en lo trivial que lo malo ofrece con gratuidad.
 
Nadie está exento de estar al tanto de la actualidad mundial. No hay forma de escabullirse a la pandemia como el tema central que comanda nuestras vidas y dirige nuestros actos. En base a ello todo gira, y girará por un tiempo más, a pesar de las resultantes que recopilemos semana tras semana. Por lo tanto, debemos actuar en consecuencia.
 
Medir las mismas es un deber que exige cada acto y, en el deporte, en el fútbol más concretamente, analizar las acciones y reacciones de los intérpretes principales pasa por entender que, por ahora, esta es la mejor alternativa posible para la subsistencia de lo que el negocio del balón puede ofrecernos casi a diario.
 
Diferentes visiones de la realidad sitúan al fútbol como una causa principal que genera un patrón de comportamientos secundarios. Pues bien, en base a esta premisa, todos deberíamos comprometernos desde nuestras plataformas para colaborar con una solución conveniente y hacer que la normalidad no suene a una patraña orquestada y tan lejana como imposible.
 
De alguna manera tenemos que entender que los personajes que hacen al fútbol posible, tienen nuestra misma composición. Es cierto, y en ocasiones lo hemos criticado acérrimamente, que los emolumentos que reciben están muy por encima de lo que en verdad un espectáculo deportivo debe aportar a sus trabajadores, pero, es lo que hoy tenemos y no podemos ignorarlo, aunque sea esta la verdadera esencia de lo que pretendemos que quede muy en claro.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!