Horarios

Martín Onti: Esta loca, loca Liga de España

Casi nada de lo que se refiera al devenir en estos tiempos, puede quedar ya exento de incredulidad. Hemos aprendido a golpe de realidad a aceptar que cualquier cosa puede ser posible, inclusive que en el final mismo de la liga española 3 equipos -4 si arriesgamos apenas un ‘pelín’ más- estén debatiéndose para la conquista del título a escasas 3 jornadas para que esta concluya.
 
Si tuviésemos que apostar las vacaciones de nuestra familia a un campeón, les aseguro que tras volátiles 5 segundos de pensarlo, nos guardaríamos el dinero marchando para casa sin arriesgar 1 duro. Así de inseguro se torna el pensamiento cuando uno hace un ínfimo alto para analizar lo que pasa en LaLiga.
 
Cuando sopesamos que la diferencia entre el Atlético de Madrid de Simeone, líder por el momento con 77 puntos, es de sólo 2 unidades sobre el Real Madrid de Zidane y el Barcelona de Koeman, sin menospreciar las matemáticas posibilidades del Sevilla de Lopetegui a 6, la realidad de los hechos en este loco presente puede más que nuestro ímpetu de exteriorizar una respuesta incierta, arriesgando lo indebido porque el miedo a lo desconocido se nos ha metido en el cuerpo. 
 
La locura, en consecuencia, deja de ser locura. En circunstancias normales este final de liga de parafernalias pautas en juego, no podría haber sido posible sin los múltiples efectos colaterales de la pandemia. Y así la incertidumbre aborda la escena imponiendo los cálculos que exige la prudencia.
 
Cualquier vector que conduzca al triunfo, empate o derrota de los candidatos, en la dirección más atrevida, es factible. ¿Quién podría asegurar hoy, con la que está cayendo, que la Real Sociedad no pueda vencer o empatarle al Atleti, el Granada al Madrid, o el Levante al Barça?... Pues, simplemente nadie.
 
Me atrevo a asegurar que hasta el más forofo de los aficionados, con la valentía suficiente como para jugar con las numerosas alternativas a que se animaría en época de normalidad, debe detenerse en un momento con el lápiz en la mano y abortar la idea por el sólo hecho de estar perdiendo su tiempo.
 
Cuando todas las fórmulas han llegado a empatizar con la resignación, la cordura exige su turno. En ocasiones, muchas personas han debido aceptar este punto de inflexión vivencial donde la situación, a tres jornadas para la conclusión de esta loca, loca liga de España, pone a prueba al mundo del fútbol más allá de sus propios límites deportivos.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!