Horarios

Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST

Martín Onti: El verdadero o falso “9”

MADRID, España.- Marcelo Bielsa le echa ‘la culpa’ a Josep Guardiola sobre la trascendencia que el entrenador catalán le dio al juego que el “9” tiene en el fútbol contemporáneo. A lo mejor el técnico argentino del Leeds United tiene razón, sin entender que él es, en tal caso, parte del cambio generado por el estratega catalán del Manchester City. 
 
Probablemente esta base de la idea madre terminó de cuajarse aquel martes 10 de octubre de 2006 en Argentina, cuando en el campo de Máximo Paz, propiedad de los Bielsa, y durante interminables 11 horas de charla ante la presencia del escritor y cineasta David Trueba como único testigo entre el Loco y Pep, la función del ‘9’ tomó la forma definitiva que, creemos, nos tiene a malparir.
 
La importancia que hoy el hombre punta tiene en el fútbol moderno, nace de conceptos fundamentados en la manera de entender el juego por algunos entrenadores. Los resultados son los que finalmente mandan, pero antes, muchas son las razones que inciden para la influencia de esta decisión.
 
Guardiola encontró, en su pensamiento futbolístico, que el ‘9’ tendría roles particularmente diferenciados a los estipulados por Bielsa, ya sea con los Gabriel Batistuta o los Hernán Crespo como delanteros punta de turno. Sin embargo su postura termina coincidiendo más con Gustav Sebes y la función que ejercía Nandor Hidekuti en aquel Golden Team húngaro de los 50’, o con el Brasil de Mario ‘Lobo’ Zagallo de los 70’ con Tostao y Pelé indefinidos en la tarea de centrodelantero, o la Holanda de Rinus Michels con Johan Cruyff en esa función.
 
El concepto del ‘9’ tiene un respeto debido a lo largo del tiempo para diversos principios del juego. No se le puede quitar mérito a la historia, a la idea italiana de centrar la posición del atacante entre los zagueros rivales, ni tampoco la de referencia que le otorga el fútbol inglés a la posición, o a aquellas tantas posturas tradicionales que se resisten a cambiar el modelo preestablecido. 
 
Por lo tanto, esta consideración debe tener amplitud de conceptos a implementar y aceptaciones instructivas a ejecutar. Se puede plantear un sistema en el que el ‘9’ sea el punto físico en cuestión donde fijar los movimientos ofensivos como con Diego Costa o Luis Suárez en el Atlético de Madrid; se puede aprovechar el espacio en el que se debe intervenir como con Lionel Messi o Antoine Griezmann en el Barcelona; o intentar una variante de ambas como con Karim Benzema en el Real Madrid.
 
El verdadero o falso 9’ tendrá la importancia que le signifique a su equipo un mejor aprovechamiento de las circunstancias de juego aceptadas por el método a implementar. Ganar o perder pasa así a ser un tema secundario y no siempre ligado al marcador final, sino al camino aceptado para conseguir un objetivo identitario.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!