Horarios

Sáb.Nov.16 11:00 PM EST
Lun.Nov.18 11:35 PM EST
Mar.Nov.19 11:35 PM EST
Mié.Nov.20 11:35 PM EST

Martín Onti: El regreso de la ilusión

Sin lugar a dudas ha regresado la ilusión al Real Madrid... y a LaLiga. Se lo mire por donde se lo mire, la contratación del belga Eden Hazard por parte del conjunto merengue significa mucho en la entidad de Florentino Pérez. Es, a mi entender, la compra más inteligente que se ha hecho en Valdebebas de cara a una situación complicada, que no sólo suma enteros para el Madrid sino además, y sobre todo, para el fútbol español.
 
Tal cual como para el equipo de Zinedine Zidane, donde la llegada de Hazard significa un aire de renovación mental para un grupo anquilosado en una pésima campaña, lo es también para una plaza que ha ido perdiendo consideración en el contexto mundial a manos de la Premier League.
 
Con Eden Hazard no sólo gana el Real Madrid, sino que también lo hace el deporte español. En esto debemos ser más claros. No hay un baremo de medición en el mundo deportivo internacional más tajante y concreto que el fútbol. Patrón comparativo de la salud económica de un medio que esta temporada ha bendecido al British Football.
 
No se trata aquí ni de venerar a la liga inglesa ni de atacarla, no, esto no va tratando de incrustarse en esas aristas. Lo que se ha logrado en Inglaterra esta pasada campaña es el resultado de un producto concebido hace muchos años, casi una larga década diría yo. Desde el punto de vista analítico de la situación, nada podría ser más lógico que recalcar una convicción y la manera de entenderse entre las partes en beneficio de todos. Eso es lo que se ha logrado en el fútbol inglés.
 
El ejemplo ha tardado más de lo pensado en ser comprendido, y quizás existan motivos para que ello haya sido así. No correspondería ahora buscarle la quinta pata al gato y culpar a quienes conducen, de la manera que se nos ocurra, los propósitos de la liga española, sino de aportar una opinión desde nuestra óptica.
Por ello es que, pienso, las entidades más saludables de LaLiga deberán hacer esfuerzos similares de entendimiento mutuo, como se hizo en la Premier League, para intentar la recuperación de un trono burlado.
 
Se ha iniciado, de buena forma y a través de las dos instituciones más fuertes de España, una búsqueda de la identidad extraviada entre inútiles desacuerdos. El Real Madrid y el Barcelona deberán ayudar ahora desde sus poltronas en el palco de los agraciados, a los plebeyos que por debajo necesitan, más que exigen, una mano amiga.
 
Frankie de Jong, Militao, Luka Jovic, Eden Hazard son los nombres que han dado inicio a la esperanza de recuperar sensaciones caprichosamente extraviadas en este mundo del fútbol moderno. Al menos el arribo del ya ex jugador del Chelsea es una muy buena señal. Hay otras en el horizonte que tendrán que hacerse realidad para acompañar con más consistencia a la ilusión, pero, eso ya depende de las circunstancias y de la rapidez con que se logren porque el tiempo también juega.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!