Horarios

Martín Onti: Desestabilizadores Sociales

No deja de ser verdadero que tocar ciertos temas significa entrar de lleno en el amarillismo que en muchas ocasiones hemos criticado, pero, aceptar que todo está bien con guardar silencio conlleva el riesgo de, al final, transformarnos en más dañinos que los que generan el disconformismo general.
 
En España, Tomás Roncero, con nombre y apellido, no solamente es uno de ellos sino que podría ser enfatizado como el principal desestabilizador social, y no sólo del fútbol, que compete a los medios. Hoy, el periodista deportivo madrileño insiste en crear, desde la capital del reino, un ambiente tan inestable para dividir las aguas de LaLiga como algunos también lo intentan desde la victimización catalana.
 
Ya no viene a cuento detallar las intencionales puyas del tertulianismo deportivo hacia el punto contrario del puente aéreo, sino de tratar de entender los propósitos que llevan a alguien a valorizar lo propio en el reflejo de las debilidades ajenas. Esto ya es un tema que de risueño, jovial, y gracioso pasa a establecerse en triste, despiadado y ruin.
 
A nadie escapa la anquilosada rivalidad entre el Real Madrid y el FC Barcelona, porque no solamente la liga española goza de ese ‘privilegio’, sino el planeta fútbol en su totalidad. Con la velocidad de las comunicaciones que la contemporaneidad exige, esto se convierte hasta en una lógica que en un chasquido de dedos ocasiona con las noticias viajando al ritmo de lo instantáneo de un continente a otro.
 
Quizás todos estos personajes no están capacitados para comprender el amplio contexto en el que el daño hace de las suyas, pero no por eso quedan eximidos de las bajezas humanas que contempla a este tipo de gente convertida en aprovechadores de circunstancias a favor de un ego desmedido que no nos atrevemos a analizar en profundidad, quizás por su propio bien.
 
Agradecer públicamente desde un medio afín los ‘favores’ que el Barça pueda otorgarle a su equipo, el Madrid, para la consecución de un bienestar que no se puede conquistar por méritos propios, es un punto para ahondar, primero, en el análisis del párrafo anterior y, segundo, en la ayuda innecesaria que desde la improcedencia la entidad merengue seguro rechaza.
 
El fútbol debería ser considerado con calificativos que acepten sinónimos de diversión y nunca de rencor. Mientras tanto, LaLiga sigue su entretenido y entusiasta final de temporada a un puñado de jornadas para el final. En pocos puntos hay 4 equipos que se diputan el título y entre ellos, sí, entre ellos está el Real Madrid del señor Roncero. Los otros son el Atlético de Madrid, el Barcelona y el Sevilla FC.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!