Horarios

Vie.Ene.21 2:30 PM EST
Sáb.Ene.22 7:00 AM EST
Sáb.Ene.22 9:30 AM EST
Sáb.Ene.22 12:00 PM EST
Sáb.Ene.22 5:55 PM EST
Dom.Ene.23 8:00 AM EST
Dom.Ene.23 11:00 AM EST
Jue.Ene.27 6:00 PM EST
Jue.Ene.27 6:30 PM EST
Jue.Ene.27 8:00 PM EST
Jue.Ene.27 9:00 PM EST
Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Mar.Feb.08 2:30 PM EST
Sáb.Feb.12 12:00 PM EST
Dom.Feb.13 8:30 AM EST
Dom.Feb.13 1:30 PM EST
Mié.Feb.16 9:55 PM EST
Sáb.Feb.19 9:30 AM EST
Sáb.Feb.19 12:00 PM EST
Dom.Feb.20 8:30 AM EST
Dom.Feb.20 1:30 PM EST
Vie.Feb.25 2:30 PM EST
Sáb.Feb.26 7:00 AM EST
Sáb.Feb.26 9:30 AM EST
Sáb.Feb.26 7:55 PM EST
Dom.Feb.27 8:00 AM EST
Dom.Feb.27 11:00 AM EST

Martín Onti: Contextos consensuados

MADRID, España.- La idea de repetir tantas veces una falacia hasta convertirla en realidad, es una sistémica que le ha dado resultados a muchos proyectos. Sin embargo, la culpa de fondo no la tiene el que propaga una mentira como un método eficaz, ni tampoco quienes la consumen mecánicamente, sino quienes han modelado el sistema para que así sea. Jugar con las herramientas del oportunista se le da muy bien a los poderosos de turno.
 
Cuando cogemos un artículo de los medios hegemónicos, de aquellos que han sido construidos con un fin premeditado, la mayoría de la gente pasa a ser el receptor ya idealizado por quienes están detrás del interés conveniente. Esa manifestación que se expone por parte de quienes deciden qué se debe pensar y qué no, actúa en consecuencia para poner en marcha la maquinaria de una planificación.
 
Con ello, pensar y elegir pasa a estar dentro del contexto estipulado y queda prohibido atreverse a discernir con la noticia propuesta como una verdad absoluta. Dichos escritos pasan, de esta manera, a ocupar el argumento principal. En primera instancia, de una opinión conducida sobre un tema en particular, de las reacciones que provoca luego, y de la frustración eterna del que despierta de la pesadilla más tarde.
 
Esta especie de introducción sirve, a pesar de su cruda óptica, para poner en su verdadera perspectiva la manipulación de las noticias -deportivas en este caso- que los intereses practican sobre un colectivo desde la imposición de su poder cultural, social y comercial. Pero, centrémonos en el fútbol ahora y distingamos con ejemplos aquella construcción de la que hablamos, donde el aficionado cumple a rajatabla su rol de lector fiel sin siquiera tomarse el trabajo de cuestionar la información.
 
Llegados a este punto, y a menos que decidamos aceptar la relatividad como parte del juego, se hace obligatorio preguntarnos cómo es posible aceptar que los medios afines operen a través de sus intereses haciéndonos admitir -por ejemplo- que el Real Madrid domina con absolutismo el desvirtuado fútbol español; que la ‘dolida’ Alemania tenga razones para negar el Balón de Oro a un Messi que debería ganar el trofeo hasta que deje de jugar; o que no se enfatice convenientemente sobre las diferencias futbolísticas que son producto directo de las desproporcionadas inversiones en cada liga y clubes, para equilibrar la balanza de este juego.
 
Es así como se va construyendo un contexto consensuado. El mismo que todos en cierta forma, con sus más y sus menos, aceptamos para evitar el golpe de la realidad. Esa misma que nos condiciona a nivel mundial desde el dinero y el poder que hoy regentean los grandes capitales del fútbol con la colaboración de un entorno bajo control.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!