Martín Onti: Antonio Pintus

Corría la temporada del 2016 cuando Zinedine Zidane se hizo cargo de la plantilla del Real Madrid reemplazando a Rafa Benítez. El hoy estratega del Newcastle United inglés no alcanzaba a convencer con su trabajo y la directiva de Florentino Pérez decidía un cambio de rumbo en la cabeza del cuerpo técnico merengue. Enero arrancaba con un Zidane inexperimentado en el equipo superior, aún habiendo sido ayudante de Carletto Ancelotti, y el francés decidía aferrarse a su ciega confianza en Antonio Pintus.
 
El preparador físico italiano, alumno predilecto del gran profesor Giampiero Ventrone y que había sabido entrenar a Zizou cuando este pasó por las filas de la Juventus, estaba en ese momento en funciones, y con contrato, en el Lyon de la liga francesa. Los ‘nada’ que Floren suele convertir en ‘posibles’ aparecieron para que el piamontés aterrizara en la capital de España y el ciclo triunfal de Zidane comenzara a hacerse una realidad.
 
Desde aquel entonces, el desconocido Antonio pasó a ocupar un sitio de privilegio en la infraestructura de la institución de Chamartín. La ciudad deportiva de Valdebebas se transformó en el centro de puesta a punto físico del Campeón de Europa, y de la solidez atlética en la que confiaba tener Zinedine Zidane para diagramar sus éxitos.
 
El ‘rocambolesco’ arribo de Julen Lopetegui al inicio de la actual temporada -o deberíamos decir más claramente al finalizar la anterior- significó el ostracismo de Antonio Pintus al llegar el ex técnico de la frustrada Selección de España con sus propios ayudantes, entre ellos su propio preparador físico Óscar Caro con poderes absolutos para esa parcela.
 
Luego, al muy corto tiempo, el cambio de cromos conocido en la dirección técnica blanca acomodó a Santiago Solari, hoy confirmado como entrenador del primer equipo, y el regreso del hombre en el que Florentino Pérez confía para la recuperación futbolística de su entidad fue un hecho.
 
A decir de lo que se aprecia intuitivamente en el Real Madrid, la decisión del presidente comienza a dar sus frutos con una postura atlética diferente desde que el desconocido Antonio abordó nuevamente los mandos de la conducción física con el ‘Indiecito’ Solari.
 
No por mencionar que un cambio de actitud se produce por la diferencia de gestiones, merece que desacreditemos a los anteriores preparadores físicos desde el conocimiento de sus funciones profesionales. Pero sí, es muy importante considerar que saber llegar al futbolista y convencerle de que un ejercicio específico, o un plan adecuado de preparación, puede otorgarle mejor estado mental para el logro de un objetivo es un plus considerable a tener en cuenta.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!