Horarios

Martín Onti: Algo llano con el Alcoyano

MADRID, España.- No deberíamos jugar tanto con esta realidad que atraviesa el Real Madrid, porque de nada nos sirve regresar hacia la profundidad del tiempo para hacer notar que desde el Toledo al Alcoyano, sin dejar de pasar por el Alcorcón, las tragedias se pintan cada tanto. El fútbol es dueño de una relatividad tal que descifrar los fracasos, como en este caso, nos deja en apariencia sin palabras.

Muchas veces lo práctico es buscar en el olvido la solución a lo inexplicable, y en este punto pasar página debería ser lo más aconsejable con esta derrota en Copa del Rey que deja al conjunto de Zinedine Zidane afuera de la competición. Hurgar en la herida puede que no nos lleve a la mejor posición para la institución merengue y hacerlo, sólo le sirve a los detractores de la entidad de Florentino Pérez.
 
 
 
El hecho de que un equipo de tercera categoría, el Alcoyano, les haya apeado de la segunda competencia española, da pie a que el bombardeo sea cruzado, frontal, de atrás, y hasta desde azoteas que ocultan a francotiradores apostados sobre todo lo que se mueva con una camiseta blanca.
 
Es entendible el momento y habrá muchas alternativas justificadas para culpar a los jugadores, al entero cuerpo técnico de Zidane, y hasta a los directivos que se crucen en la línea de fuego de los enajenados que buscan sentenciar este proyecto que encabeza el estratega francés, pero, también encierra cierta lógica el análisis de la entera situación.
 
El Madrid, como el Atlético de Madrid que cayera ante un ‘Don Nadie’ como el Cornellá, y como el Barcelona y otros clubes de élite que participan en esta Copa del Rey, atraviesan por una etapa muy especial derivada del Coronavirus, y no es que se pretenda poner excusas no admisibles que de igual manera también afectan al Alcoyano o al Cornellá, por ejemplo, para explicar que los males de las entidades poderosas no encuentran las mismas razones de supervivencia que las pequeñas.
 
Los ‘grandes’ clubes, aquellos consumados en la costumbre de los logros, de la gloria y las victorias contadas por castigo, han llegado al hartazgo. La competición da la impresión de haber asqueado el contenido del fútbol sin interés en que transforman un torneo secundario. Cuando la derrota trasciende la prioridad deportiva y perder podría verse hasta la mejor salida del espanto en que el juego se convierte cada semana, toda alternativa es válida de comprensión.
 
Algo llano para ser entendido fácilmente en un juego no tan juego de palabras, bien podría poner claridad con esta victoria del Alcoyano ante el Real Madrid hoy. Tanto o más como lo fue la derrota del Atleti en Cornellá hace unos días, o la que mañana o pasado podría ocurrir en un mismo o parecido calibre con quien corresponda.
 
TAMBIÉN TE PODRÍAN INTERESAR:
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!