La salida tras el sexto juego de playoffs entre Milwaukee y Boston se convirtió en un caos que terminó con tres heridos.