Un turista decidió volar por primera vez en un ala delta mientras estaba de vacaciones en Suiza, pero la experiencia resultó un horror.