El ex boxeador estadounidense reveló su secreto para burlar los controles antidrogas durante su carrera como profesional.