Como cada tercer lunes de enero, las diferentes ligas estadounidenses honraron el legado del líder de los derechos civiles.