Horarios

Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Mar.Feb.08 2:30 PM EST
Sáb.Feb.12 12:00 PM EST
Sáb.Feb.12 5:55 PM EST
Dom.Feb.13 8:30 AM EST
Dom.Feb.13 1:30 PM EST
Sáb.Feb.19 9:30 AM EST
Sáb.Feb.19 12:00 PM EST
Dom.Feb.20 8:30 AM EST
Dom.Feb.20 1:30 PM EST
Vie.Feb.25 2:30 PM EST
Sáb.Feb.26 7:00 AM EST
Sáb.Feb.26 9:30 AM EST
Sáb.Feb.26 7:55 PM EST
Dom.Feb.27 8:00 AM EST
Dom.Feb.27 11:00 AM EST

Martin Onti: "Han pagado caro esa especie de soberbia"

MADRID, España.- Cuando se es joven, en cierta manera la arrogancia y la altivez suelen ser un pasaje que la realidad no compra. Todos hemos estado en ese apartado de inmortalidad en que nada podría interceder entre la gloria y nuestras actitudes. Sin embargo, este fin de semana dos deportistas españoles han sufrido en carne propia el castigo de profesar el descuido y han pagado caro esa especie de soberbia.

En golf, el Memorial Tournament de Ohio, EE.UU., nos dejó el sábado, a última hora, un mal sabor de boca a los aficionados españoles a este deporte y particularmente en la del vasco Jon Rahm, quien tras ir liderando con extrema holgura en el torneo estadounidense al término de la ronda sabatina, se vio privado de continuar en el torneo a causa de su positivo detectado por Covid-19.

En fútbol, a miles de kilómetros de Ohio, del otro lado del Océano Atlántico, en Madrid, donde se encuentra concentrado el seleccionado español que dirige Luis Enrique Martínez, la misma desgracia tocaba este domingo a la puerta de Sergio Busquets amenazándole con dejar al mediocampista catalán afuera de la Eurocopa que se inicia en pocos días y, además, con toda la incertidumbre que deviene para ‘La Roja’ en su futuro inmediato por supuestos contagios de la plantilla.

Ambas situaciones estarían cargadas de cierta crueldad si no tuviésemos en cuenta la realidad e ignoráramos que los tiempos que corren son tan delicados como pandémicos y que las limitaciones tienen normas que no admiten jugar con el riesgo. Pero, desgraciadamente, este no es el caso.

Tanto Jon Rahm como Sergio Busquets, a sabiendas de sus posiciones dentro de profesiones de exposición popular, debieron tomar los recaudos que no respetaron y terminaron no sólo pagando las consecuencias personales, sino también poniendo en jaque a mucha otra gente a su alrededor. Rahm perdió mucho con su penalización de cara a poder acercarse al nº 1 de Dustin Johnson, y la España de Luis Enrique podría estar en peligro de sufrir complicaciones en la Euro 2021 si aparecen más contagiados en la concentración de Las Rozas.

La previsiones, en las escalas pertinentes, deben tener siempre una prioridad que en estos casos no se cumplieron. A Jon Rahm no se le suministró la vacuna por un inconveniente de plazos y tiempos de ejecución en Estados Unidos, y a Sergio Busquets, como a los convocados por Luis Enrique, tampoco se les administró la dosis en cuestión como debiera haber correspondido.

Subestimar al enemigo, insisto, podría tener su aceptación cuando los peligros tienen una incidencia mínima, pero en ninguno de las dos alternativas esto puede tener atisbos de excusas para ser contempladas. La inmortalidad no existe sino en la mente de la gente después de la muerte, el físico de los seres humanos en vida es otra cosa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 
 

    Tags: 

    ¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!