Horarios

Martín Onti: El manejo de la fama

A tenor de la experiencia propia, de esa que está continuamente en contacto con quienes deben cargar con la fama de ser conocidos en su profesión, se aprende en cierto grado a conocer las reacciones inmediatas de los elegidos. No se puede dimensionar la quietud de cuando no están en situación de exposición, pero, sí cuando enfrentan al público, a lo general, a la calle y a los medios que trasmiten la imagen que esos ídolos necesitan proyectar.
 
El comportamiento de la mayoría de los famosos es algo intrínseco a la personalidad propia y depende en grado extremo de su trayectoria y postura de vida, de actitudes y exteriorizaciones en momentos límites. Una mezcla compleja de procederes que deben estar entrenados, de cualquier forma, para enfrentar situaciones especiales que se presentan casi de continuo en la apariencia de atletas frente al público.
 
 
 
 
Ha habido gente especial en cada profesión que no han llamado la atención porque su manera de ser anunciaba respuestas asumidas. Dentro del deporte, que es donde uno se mueve a diario, hay ejemplos que ayudan a distinguir juicios, sin pretender que deban ser estos lapidarios, entre quienes tienen como referencia el mundo tan cerrado de una disciplina tras la cual se mueven intereses tan variados.
 
Esta semana pasada, algunos sucesos han llamado la atención en el mundo del deporte y muchos nos hemos visto obligados a pensar en que esas reacciones, habitualmente, no dejan de pasar desapercibidas. Son esas conductas que despiertan la curiosidad y alimentan la intención de entender las razones.
 
El tenis y el fútbol se vieron involucrados, en escenarios conceptuales diferentes, de actitudes personales que pueden ser medidas con el mismo rasero. Uno es un deporte individual y el otro grupal, sin embargo, el denominador común nos lleva a entender que nada tiene que ver cuál es cual porque que lo que importa es quien ejerce la acción.
 
Garbiñe Muguruza, en tenis, y Vinicius Junior, en fútbol, han servido como ejemplos para comprender que la fama puede ser un elemento contraproducente a la hora de evaluar actitudes si estas se escapan a las reglas de lo acostumbrado y comportamientos correctos que deben estar desprovistos de egoísmo. 
 
En el torneo Elite Trophy de Zhuhai, la conocida y joven tenista hispano-venezolana sostuvo un altercado con su entrenador, el francés Sam Sumyk, en el que quedó de manifiesto una conducta impropia de una deportista de elite que debe entender que ella siempre debe ser un ejemplo por encima de unos caprichos que nunca deberían superar la buena esencia y no al revés.
 
En el Santiago Bernabéu, aunque con distintos matices, la necesidad y la presión de acercarse a la fama, tocó al novel delantero brasileño del Real Madrid en una reacción inesperada tras encaminar el triunfo merengue frente el Valladolid. Un balón que centró con destino alejado de la portería terminó siendo gol al desviarse en un defensa pucelano y él festejándolo como salvador de la patria blanca sin remordimiento alguno.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!