Horarios

Sáb.Nov.23 11:00 PM EST
Lun.Nov.25 11:35 PM EST

Martín Onti: Circunstancias y lógicas en el Rugby

Quedaron decididas las instancias semifinales de la Copa Mundial de Rugby celebrándose en Japón. Cuatro selecciones dirimirán el camino a la gran final en Yokohama. Los cuartos de final nos deparaban sólo un par de incógnitas que el raciocinio de este juego se fue encargando de decantar. De la mano de las circunstancias Gales e Inglaterra se granjearon un lugar de cara a ello, y desde la pura lógica lo consiguieron Sudáfrica y Nueva Zelanda.
 
A sabiendas de que el deporte en general tiene sus aristas relativas, la situación ameritaba que desde este particular punto el análisis fuese hecho. En cualquier enfrentamiento lúdico, las instancias finales dependen de detalles que a veces no están en el reparto de las predicciones. Esto sucede en el deporte y arrojar campanas al vuelo sólo es válido con el riesgo de por medio.
 
Sin respetar el orden cronológico de los juegos, nos atenemos a lo que los resultados nos dejaron con claridad. Ninguno de estos partidos nos ha dejado, por más cerrado que fuesen los marcadores finales, duda alguna sobre el merecimiento de Gales, Inglaterra, Sudáfrica y Nueva Zelanda para acceder meritoriamente a semifinales. Los cuatro mejores equipo de rugby del mundo son ellos, y nadie podría discutir esto porque quedarían huérfanos de argumentos desde la óptica que se les antoje. 
 
Los clasificados a través de las "circunstancias", galeses e ingleses, lo hicieron con la ayuda inestimables de sus adversarios de turno. Tanto franceses como australianos terminaron jugando para que así fuese el resultado de estos encuentros. En un deporte en que no se puede dar ventajas, los galos le regalaron la superioridad numérica a Gales con la expulsión infantil de un hombre clave en su esquema –Sébastien Vahaamahina- y los oceánicos, equivocaron su estrategia ante los ingleses desde el principio al final del juego.
 
Desde la ‘lógica’, todo era más accesible en la presunción de triunfo para sudafricanos y neocelandeses. Japoneses e irlandeses hoy están lejos del poderío de los Springboks y de los All Blacks. Los nipones chocaron contra el orden y la fortaleza física-mental que impusieron los africanos y los europeos contra la absoluta superioridad de quienes están, en la actualidad, muy por encima de sus rivales en cada faceta de este juego que es el rugby.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!