Horarios

El mar se traga su balón, aparece a 200 km y las redes hacen el resto

DUBLÍN, Irlanda.- Esta es una historia con final feliz. Uno que parecía imposible cuando la pequeña Aoife, de 10 años, decía adiós a su querido balón de fútbol después de que se lo tragara el mar.

La última vez que lo tuvo en sus manos antes de que lo engullera la marea fue en Waterford, en la costa sureste de Irlanda. Eso fue el pasado 10 de enero. 
 
Siete días después, a 200 kilómetros de distancia, Aline Denton, paseaba por la playa de Llanrhystud, al oeste de Gales, limpiándola de basura cuando se encontró una pelota. La pelota extraviada de Aoife.
 
 
Cuenta Aline en el Irish Examiner que estaba a punto de tirar el balón a la basura cuando se percató de la inscripción que tenía: Aoife Ni Niocaill, el nombre de su dueña, escrito de su puño y letra.
 
Le hizo una foto a la pelota, la colgó en Facebook y esperó. Las redes sociales hicieron su magia y en apenas unas pocas horas el padre de la pequeña Aoife se puso en contacto con ella. 
 
Ahora solo es cuestión de tiempo que la niña y el balón vuelvan a encontrarse de nuevo. Lo dicho, una historia con final feliz.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!