Horarios

Athletic de Bilbao y Real Sociedad tendrían que limar su rivalidad para que funcionara la fórmula

Martín Onti: La cerveza es la solución

Desde la perspectiva rentable, el fútbol es asequible al bienestar económico de las instituciones sólo en la esperanza de algunos directivos, y siempre y cuando a ellos personalmente les cierren en sus carteras las inversiones realizadas. De no ser así, para la gran mayoría de los clubes del mundo el negocio del balón apunta a sentirse agraciado con una pérdida menor.

En una reciente operación para combatir el sentido devastador de tales diferencias, que con la comercialización van alejando las ganancias de las inversiones, dos mundialmente conocidas cerveceras han decidido unirse bajo un mismo dueño. La multinacional Anheuser-Busch InBev logró arrancar al final el acuerdo de su rival SABMiller para hacerse con su operaciones, y con una irrechazable oferta que la valora en 106.000 millones de dólares -92.000 millones de euros- buscará controlar la tercera parte del mercado mundial tras ciertos acuerdos internos que les permitan poder discutir el dominio del mercado.

Trasladado al fútbol, bien podría ser ésta la solución ideal para combatir el liderazgo de grandes entidades dentro de cada gran liga, y así se podría pensar en el destrono hoy inimaginable de los grandes clubes. Ya la hegemonía que ostentan en España, por ejemplo, el Real Madrid y el Barcelona, tendría una competencia deportiva más esperanzadora producto de una mejora estructural de sus equipos basados en mayores poderes adquisitivos al unirse dos, o más, instituciones en búsqueda de acercar distancias deportivas.

Tomarlo como una utopía no es la mejor de las medidas en tiempos de contemporizar ideas, y si las medidas negociadoras fuesen las adecuadas para los intereses personales de los inversores, que de ello se trata principalmente, en nada nos debiera extrañar que la unión de clubes gallegos, o vascos, o andaluces, etcétera, derive en una multipropiedad que asegure un espectáculo más equilibrado desde todo punto de vista.

Sin llegar a convertirse en un regionalismo puro y duro, hasta el mismo FC Barcelona podría verse beneficiado sin la necesidad de tener que recurrir rigurosamente al independentismo con coraza política para practicar fútbol, no tan alejado de Cataluña.

Puedes seguirme en Twitter en @Ontifutbol

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Martín Onti: Productos Discontinuados

Martín Onti: La cola del diablo

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!