Horarios

Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Pablo Aimar, el último de los jugadores obligados a retirarse

Martín Onti: La cercanía del final

Quién no ha sentido angustia y agobio alguna vez en su vida al verse cerca de un momento cúlmine, de estar arribando a un final de etapa. No hace falta más que haber vivido cercano a una circunstancia similar a la que viven los jugadores de fútbol cuando ya el retiro, el fin de sus carreras deportivas se acaba, para comprender lo que puede pasar por sus entrañas si no se está preparado para abordar una nueva vida a tan temprana edad.

Dentro de esta temática, están los que luchan lo indecible para sostenerse en el pináculo de una gloria que se opaca a pasos agigantados, y están también aquellos que, anticipándose a lo inevitable, saben abrir el paraguas de previsión con tiempo suficiente para no acusar el pesado latigazo de la soledad, del desánimo, y de la lucha contra la negada pero cierta y real depresión.

En este sentido, los tiempos contemporáneos han sido más benévolos con los futbolistas que lo que lo fueron en el pasado. Antes no existía tanta infraestructura de las instituciones para contener la parte afectiva de aquellos durante el transcurso de sus carreras deportivas. Hoy los cuerpos técnicos están conformados por gente muy bien preparada que hace hincapié, llegado el momento, en enfocar a los trabajadores de la pelota hacia el retiro ineludible.

El último de los casos en cuestión es el del argentino Pablo Aimar, de exitoso paso por el fútbol español cuando se desempeñara en el Valencia CF durante cinco temporadas y otras dos en el Real Zaragoza. El ‘Payaso’ Pablito nos supo deslumbrar con su juego delicioso de fantasista con tintes de genio hasta que terminara su paso por el Benfica portugués. Luego el correoso y traumático camino explicado le alcanzó y el Johor Darul Takzim de Malasia le devolvió a una realidad que hace sólo un par de días atrás, el River Plate argentino, donde inició su carrera, terminó por confirmarle. 

La temática, si bien enfoca en Aimar, es aplicable a muchos otros en estado similar, a jugadores que ya no son los mismos, hombres que se arrastran por los campos de juego del mundo con el fatalismo de sus viejas lesiones a cuesta a cambio de batallar dolorosamente contra una certeza que no tiene escapatoria, otra que la aceptación y la preparación mental para enfrentar una nueva etapa, posterior a la corta vida activa en esta profesión.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!