Horarios

Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST

Martín Onti: GROENLANDIA Y NEYMAR

MADRID, España.- Si la intención es comprar algo, esa intención debe tener un asidero real y una validez que sopesen el riesgo de adquirir lo que se piensa tendrá utilidad. Muchas veces ocurre que lo que parece ser una buena compra termina siendo todo lo contrario y la inversión no ha servido más que para descubrir la determinación errónea de los inversores.
 
Sin embargo y por más que al mundo, por ejemplo en el caso de la política, le resulte extraño y utópico que alguien quiera comprar la gran isla de Groenlandia, debemos pensar en que algún principio oculto debe existir en tal interés si alguien busca ser propietario de tamaña porción de tierra en el medio de la nada gélida y profunda.
 
El caso de Neymar Jr. tiene su similitud, en este caso, con esta versión adquisitiva de una propiedad danesa, puesto que el futbolista brasileño del Paris Saint-Germain parece ser tan o más deseado que la segunda mayor isla del mundo tras Australia. Últimamente, la carrera del atacante del PSG ha ido en sentido descendiente y las dudas comienzan a pesar mucho más que los intereses futbolístico. Esto sobre todo, y básicamente, en lo que concierne a la entrega de Neymar hoy y, fundamentalmente, en lo que puede ofrecer de cara al futuro para quien se arriesgue a incorporarle a su institución.
 
En el mercado hay varias entidades interesadas por el joven paulista, siendo el Barcelona, el Real Madrid y la Juventus de Turín quienes se muestran, en apariencia, como los más proclives a mover ficha para contratar al excapitán del seleccionado brasileño y actual miembro del equipo de Thomas Tuchel.
 
Las versiones que he escuchado en los últimos días, también podríamos decir semanas, tienen una importante cantidad de perfiles que rozan más la incredulidad que la aceptabilidad de cara a una comprensible inversión. Desde el precio, en un mercado que se ya se ha escapado a todo juicio de sanidad deportiva, a la duda que genera su salud física, lo de Neymar Jr. va entrando en la zona de lo dudoso.
 
Pocas veces en este ‘paripé’ que presenta el fútbol contemporáneo, hemos escuchado propuestas de un mercado tan fenicio como el que presenciamos hoy. El ‘te doy esto a cambio de aquello’ ya parece estar instalado en el campo de las negociaciones como moneda de canje con tendencia a lo permanente, y eso otorga señales que invitan a la reflexión, a esa reflexión que señala puntos diversos y preocupantes entre el interés de lo esencial del algo que se adquiere y las conveniencias de esos vectores. 
 
Groenlandia y Neymar tienen puntos en común como para ponerse a pensar si la estrategia de la posesión de un objeto es valedero o no. Ambos desde una postura ‘geopolítica-comercial’ pueden tener sus intereses razonablemente entendidos, aunque no necesariamente justificados.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!