Horarios

Fútbol, Raumfel Hernández

Los mejores goles de último minuto

MÉXICO, DF.- Muchas han sido las ocasiones en la que nuestras uñas y nuestros nervios fueron ofrecidos como ofrendas para que un milagro se haga realidad, y más si se habla de fútbol.

Sabemos que el tiempo no se repone, pero como dicen, el último minuto tiene 60 segundos. A veces este tiempo es suficiente para lograr una verdadera hazaña y hacer válidas nuestras esperanzas.

El saldo, épicos episodios de gloria, enseñanzas de no bajar los brazos y genialidades que nunca se olvidarán. Además de que nunca descartemos que eso puede ser la diferencia entre ser Campeón, clasificar a un Mundial o evitar el descenso.

Es por eso que Deportes Telemundo te presenta esta colección de los goles de último minuto más recordados en la historia del balompié mundial.

Beckham, el villano de la “tragedia” griega

Un 6 de octubre de 2001, en las Eliminatorias de la UEFA rumbo a Corea-Japón 2002, Inglaterra no podía darse el lujo de caer ante Grecia, que venía de perder tres partidos consecutivos.

Líder del Grupo 9 del Premundial europeo, a un punto de Alemania, Grecia tenía contra las cuerdas al minuto 69 al conjunto de Sven-Göran Eriksson. Pero en el minuto final, todo cambió.

El delantero del Machester United, David Beckham, tomó la iniciativa y de pierna derecha y a casi 30 metros de distancia, firmó el empate al 90+3, al dejar la esférica en el ángulo superior derecho de la meta de Nikopolidis en el mítico Old Trafford, el “Teatro de los Sueños”.

La tragedia griega estaba consumada.

Foto: Getty Images

El gol que despertó la Furia de una nación

Aunque este gol no fue en los últimos 60 segundos, fue tan agónico como intenso.

España y Holanda se vieron las caras el 11 de junio de 2010 en el Soccer City, para definir al nuevo monarca del mundo en Sudáfrica 2010. Ambos buscaban su primer título mundial, pero las cosas se ponían a flor de piel al jugarse los tiempos extras, tras el 0-0 en el tiempo reglamentario.

A cuatro minutos de la tanda de penales, Fábregas tomó en balón en los linderos del área, entró por el centro y mandó un pase filtrado al costado derecho del área grande, dejando mal parados a los zagueros de la “Naranja Mecánica” y habilitando a Andrés Iniesta, jugador del Barcelona.

La pierna derecha del “fantasmita” puso al fondo de las redes la esférica con un disparo cruzado, lo que provocó una locura, ya que dicho tanto fue el primer trofeo de Copa del Mundo de España.

Foto: Getty Images

América, para el lamento de los americanos

El 13 de julio de 2014, Mario Götze no sólo logró hacer el tanto con el Alemania logró su cuarto título Mundial en Brasil 2014, sino que fue la peor pesadilla para Argentina y el continente americano.

André Schürrle se llevó a Javier Mascherano por el corredor de la izquierda para mandar el centro a primer poste. Al 112 de los tiempos extras y con el 0-0 en el marcador, Götze controló la pelota de pecho para meterla de pierna zurda y así ser el primer equipo europeo que ganaba una Copa del Mundo en suelo americano.

Foto: Getty Images

La noche que el Cruz Azul recordó su sequía

La vuelta de la Gran Final del Clausura 2013 del 26 de mayo, vaya que será recordada por todos los aficionados del fútbol mexicano, en especial para los del América y ni se diga para los del Cruz Azul.

El defensor del América, Aquivaldo Morquera, empató el partido al 88’ con un cabezazo, por lo que estaban a un tanto de los tiempos extras. Aunque parecía imposible, la anotación llegó.

Moisés Muñoz, portero de los Azulcremas, se fue a rematar el último tiro de esquina del partido al 90+3. El centro de Paul Aguilar llegó hasta su zona a segundo poste, donde el guardameta de las Águilas se lanzó de palomita para rematar a la portería.

Aunque el balón fue desviado por el defensa cementero Israel Castro, el gol era una realidad, con el que el América remontó el partido para obligar el alargue.

Al final, en penales, América se proclamó Campeón bajo el mando de Miguel “Piojo” Herrera y el Cruz Azul resintió de nuevo su eterno lamento.

Foto: Getty Images

El gol que hizo correr a Pep Guardiola

El 6 de mayo de 2009, el Barcelona de Guardiola estaba contra las cuerdas ante el Chelsea de Guus Hiddink en unas Semifinales de Champions League 2008-2009.

Sin embargo, Messi e Iniesta se encargaron de devolverles la alegría a sus aficionados con un milagroso regreso.

El enfrentamiento seguía 0-0 en el global, en el minuto 90+2 del partido de vuelta, por lo que todo estaba puesto para jugar la prórroga.

La última jugada fue del Barcelona. Dani Alves mandó un centro que jamás fue respondido, mismo que Samuel Eto’o recuperó para Messi en los linderos del área grande. Messi cambio de perfil y la dejó servida para Andrés Iniesta al otro costado, que apenas pudo llegar para prender la pelota de pierna derecha.

Un disparo un poco cuchareado acabó en un golazo que cambió el rumbo del partido, ya que el Barcelona estaba en la Gran Final tras una agónica respuesta. Guardiola perdió los estribos y corrió como nunca, al festejar el gol de la victoria.

El equipo de Pep se coronó ese año tras vencer al Manchester United.

Foto: Getty Images

¿Y Robben de dónde salió?

El 25 de mayo de 2013 el Estadio de Wembley fue testigo de una de las finales más emocionantes de la Champions League, cuando el Bayern Munich derrotó 2-1 al Borussia Dortmund con gol de último minuto de Arjen Robben.

La escuadra de Jupp Heynckes, con el 1-1 en el minuto 88, mandó un bombazo al área contraria para Frank Ribéry. El francés aguantó la marca y puso un “taquito” muy ingenioso para Arjen Robben, que salió de entre las piedras para concretar el tanto del título con un disparo que engaño al portero Roman Weidenfeller.

La “Orejona” se quedó en Alemania, pero en Munich.

Foto: Getty Images

El día que la suerte fue la mejor estrategia de Alex Feguson

Si tienes problemas cardiacos, mejor ni te acuerdes de este gol.

El Bayern Munich y el Manchester United protagonizaron en Camp Nou el 26 de mayo de 1999 la final más vibrante y sorprendente de todos los tiempos de la Champions League, al menos por el tiempo agregado.

Los bávaros ganaban desde el minuto seis y perdonaron en dos ocasiones a los “Red Devils” en el último cuarto de hora.

Dos revulsivos de Alex Ferguson finiquitaron al Bayern, que como decía Lothar Matthäus, no tuvo suerte esa noche.

Una serie de rebotes dejó a Teddy Sheringham en el 91’ con la oportunidad de gol, misma que no desaprovechó para empatar el partido. Ryan Giggs rebanó la pelota con dificultades, pero su compañero leyó bien la trayectoria del partido para arrinconarla al costado inferior derecho de la meta de Oliver Kahn.

Pero la proeza final la selló Gunnar Solskjaer, que metió la pierna derecha al 93’ y así marcar el segundo del Manchester. Otra vez Ryan Giggs intentó rematar a la portería, pero su cabezazo se quedó corto para llegar al fondo de las redes. Pero el delantero noruego Solskjaer, que entró 11 minutos antes, estuvo atento al segundo poste, para castigar el mal trabajo defensivo del Bayern.

Manchester conquistó el título por dos efectivos tiros de esquina.


 

Foto: Getty Images

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!