El jugador de 33 años era el objetivo del timonel del cuadro universitarios ante la posible salida de Alfredo Saldívar.