El fútbol tiene muchas cábalas y rituales. El jugador del Stoke City, Charlie Adam, realiza algunos extraños movimientos con las manos antes de ingresar al campo.