El argentino sorprendió al pequeño "Mini Zaba", uno de sus más fervientes seguidores, al que conoció en un hospital mientras atravesaba una enfermedad.