Un servicio de Christian Eriksen habilita a Harry Kane para el segundo gol del Tottenham.