El entrenador del Dortmund reconoció que el calendario de las competiciones internacionales perjudica más que nada a las escuadras de Premier League.