Nuevo ataque del Tottenham comandado por Harry Kane que lanza un centro perfecto para que Dele Alli solo la empuje con la cabeza pero el defensa Alex Oxlade-Chamberlain lo descoloca y salva el gol.