El portero Petr Cech sale mal con el pie, se la entrega a Cesc Fábregas, quien remata a portería con un globito.