Centro al corazón al área como con la mano de Gylfi Sigurdsson, se eleva Fernando Llorente y remata con gran potencia, pero el portero del Everton le niega el segundo al Swansea.