Los Black Cats se mantienen en el fondo de la tabla a pesar de haberle propinado una goleada al Crystal Palace.