El atacante surcoreano recorrió más de 75 metros para anotar un auténtico golazo. El mundo se vuelve loco y algunos lo ponen por encima de Messi.