Pase largo para Harry Kane, sale mal Simon Mignolet y casi le regala el primer gol al Tottenham.