El equipo recién ascendido derrotó a unos Gunners que suman su segundo descalabro de la temporada en la Premier League.