Soberbia habilitación de derecha a izquierda de Kevin De Bruyne a Agüero, que define sin detener el balón y decreta el empate transitorio entre Manchester City y Liverpool.