Insólito comienzo de partido entre Liverpool y Southampton. El defensa Nathaniel Clyne se detiene a recoger un par de anteojos de un fanático, para que pueda ver bien el partido. ¿Klopp? Nervioso.