Ya sobre la hora, el goleador Salah hace uso de toda su habilidad y le propina al Man United el gol que sella la victoria para el Liverpool.