Centro al corazón del área tras cobro de tiro de esquina, el balón le queda a Romelu Lukaku para fusilar al portero del Leicester.