La goleada de la jornada 1 entre los Red Devils y los Blues, deja algunos datos y marcas negativas para el conjunto londinense.