El polémico entrenador de los Spurs sorprendió a más de uno al llevar al chico al almuerzo del equipo.